fbpx

Cómo mantener una almohada en perfecto estado

Cómo mantener una almohada en perfecto estado

Nuestro cuerpo necesita descansar una media entre 6 y 8 horas diarias. Para ello es muy importante la elección de un buen colchón así como la elección de una almohada. Escoger el material y forma de ésta, ayudará a que las horas que pasamos en la cama, sean suficientes para recuperarnos físicamente y tener energía para el día a día.

Es muy importante conocer qué tipo de almohada es la correcta para nosotros. Sin embargo, lo más importante es saber cómo limpiarlas, para mantenerlas en perfecto estado. Existen almohadas viscoelásticas, de látex y de fibra. A continuación te vamos a explicar sus propiedades y algunos consejos para lavarlas.

Almohada de fibra

Son aquellas almohadas que durante años fueron las más demandadas del mercado hasta que llegaron las almohadas de látex y viscoelástica aunque todavía continúan estando presentes. Este tipo de almohadas disponen de una gran variedad de modelos y diferente densidad que se adaptan a cualquier persona.

Estas almohadas son las más fáciles y cómodas de lavar ya que pueden meterse en la lavadora. Lo único que hay que tener en cuenta es no poner la función de centrifugado y lavarlas de una en una para evitar que se dañen. Nosotros recomendamos meterlas con unas pelotas de tenis para evitar que acaben por deformarse. Se pueden secar tanto al aire libre como en la secadora.

 

Almohada de látex

Este tipo de almohadas son muy recomendables para personas con alergias ya que este tipo de material es hipoalergénico y evita la posible aparición de bacterias o ácaros en su interior. Se tiene que tener en cuenta que hay algunas almohadas de látex que se pueden lavar y otras que no.

Para las que sí está permitido su lavado, recomendamos hacerlo a mano con un paño limpio humedecido en agua y jabón y realizando movimientos circulares. Lo más importante de estas almohadas es su secado, ya que deben estar completamente secas y libres de humedad.

almohada_02

Almohada de viscoelástica

Este tipo de almohadas son las más recomendadas ya que son las que mejor se adaptan al cuello y la cabeza. Aportan mayor comodidad y ayudan a relajar el resto de músculos gracias a su efecto memoria. Este tipo de almohadas, no se pueden lavar en máquina debido a que si se mojan más de lo que deberían, acaban por perder toda su forma.

La forma de lavar la viscoelástica es igual que las de látex, con un paño húmedo en agua caliente y jabón neutro con movimientos circulares y dejándola secar correctamente.

AL_CarbonoUnidad_Embalaje

Todas estas formas de lavar las almohadas son las más recomendadas para mantenerlas en perfecto estado. Sin embargo, también tenemos que tener en cuenta que para que se mantengan todas las propiedades y nos aporten grandes beneficios a la hora de dormir, debemos cambiarlas cada 2 años.

Otro de los factores que debemos cumplir es que se debe proteger la almohada con una funda de algodón y sacudirlas con mucha energía para evitar que se acumule el polvo.

Si queremos ampliar los beneficios para nuestras almohadas, recomendamos las almohadas viscoelásticas con Aloe Vera ya que aportan una gran frescura, y gracias a la Aloe Vera aportan propiedades curativas para la piel. Si por el contrario, buscamos mejorar la circulación del oxígeno en nuestro cuerpo y absorber la humedad más rápidamente, la mas aconsejable es nuestra almohada Soja.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X
×

Contacta con nosotros

Email: info@sonnoshop.com

× ¿En qué podemos ayudarte?