fbpx

Dime cómo duermes y te diré como eres

Dime cómo duermes y te diré como eres

El momento de irnos a dormir es para la mayoría de personas, el momento más esperado del día. Después de tener un día intenso de trabajo, de realizar deporte y actividades que requieren de toda nuestra energía y bienestar tanto físico como mental, el instante de meterse en la cama permite recuperar el combustible que necesita nuestro cuerpo para afrontar un nuevo día. Existen diferentes teorías en referencia a la forma de dormir que afectan a nuestro comportamiento y actitudes

Hay quienes dicen que a lo largo de la vida, cada uno va adoptando diferentes posturas, pero siempre existe una en la cuál nos sentimos más agusto a la hora de dormir y que esto dice sobre la personalidad y salud de cada individuo. ¿Te gustaría saber qué dice de ti tu forma de dormir? A continuación te contamos todos los detalles.

1. El melancólico

Este tipo de postura para dormir implica estar tumbado de lado con la espalda recta, piernas ligeramente dobladas hacia adelante y apoyado en un brazo y con los dos brazos extendidos hacia el mismo lado. Esta forma de dormir es cómo si estuviéramos abrazando a alguien.

El tipo de personalidad que dice esta postura de ti es que eres una persona amistosa, tranquila y reservada pero con una personalidad un tanto compleja a la que le cuesta tomar decisiones pero cuando están seguros de algo pueden resultar algo cabezotas y son un poco desconfiados.

Esta postura tiene beneficios para la salud ya que puede llegar a aliviar problemas y molestias como el reflujo y la acidez.

2. Caída libre

Esta postura para dormir consiste en tumbarse boca abajo, con los brazos abrazando la almohada y la cabeza hacia un lado con una de las piernas flexionadas. Esta postura no suele ser muy común y las personas que duermen así son intensos, sociables y muy sensibles.

Las personas que duermen en esta posición con la pierna levantada puede llegar a significar que tienes una personalidad impredecible y variable. Si los brazos y piernas están dirigidas hacia fuera significa entonces que tu personalidad es impulsiva, con iniciativa y a la que le gusta planificar y organizar las cosas.

Los beneficios que trae a la salud esta forma de descanso es que favorece la digestión.

3. Posición del bebé

Esta posición es también conocida como posición fetal que implica tumbarse de lado, curvado y con las rodillas y las piernas flexionadas y próximas entre sí. Es una de las posturas más comunes sobre todo en mujeres.

Los individuos que duermen en esta postura buscan evadirse de lo que les rodea ya que son personas tímidas y sensibles. Hacia el exterior muestran ser fuertes y frías, pero por dentro son más sensibles de lo que parece.

Esta postura a pesar de evitar los ronquidos durante el descanso, a la larga, puede provocar problemas y dolores tanto de espalda como de cuello.

4.Estrella de mar

Esta posición es de las más sencillas y habituales y la posición del cuerpo es en la que los brazos y piernas están extendidos como si fuera una estrella de mar.

El significado de esta postura se asocia sobre todo a personas sociables y abiertas que saben y les gusta escuchar. Son amigos de sus amigos y le gusta ayudar a los demás con los que siente gran empatía.

Este tipo de postura favorece el ronquido durante el descanso, por lo que si duermes en pareja esta quizá no sea la mejor posición para dormir.

5.Boca arriba

Esta postura para dormir es muy similar a la anterior en el que la única diferencia que existe es que las piernas están separadas entre sí y los brazos están pegados al cuerpo. Estas personas suelen ser muy exigentes y algo reservados pero con unas metas e ideas muy claras.

Este tipo de postura no es recomendable ya que ocurre como en la posición estrella de mar y es que favorece el ronquido durante el descanso. No es recomendable que las personas con sobrepeso, duerman en esta posición.

6.Boca abajo

Esta posición de nuestro cuerpo a la hora de dormir es muy similar a la segunda que hemos visto; caída libre cuya excepción es que los brazos no abrazan la almohada.

La personalidad de estas personas va relacionado con la comodidad que sienten hablando y compartiendo con los demás, que tienen una gran facilidad de apertura hacia nuevas experiencias. Aunque también se dice, que son personas más susceptibles e intranquilas de lo habitual.

Este tipo de postura no es recomendable para la salud ya que obliga a tener la cabeza girada hacia un lado, efectuando si una presión sobre las articulaciones de la mandíbula y los músculos del cuello.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Translate »
X
×

Contacta con nosotros

Email: info@sonnoshop.com

× ¿En qué puedo ayudarte?