fbpx

La mejor opción para dormir en pareja

La mejor opción para dormir en pareja

El descanso es imprescindible para recuperar la energía que hemos consumido durante nuestro día a día. Para tener una buena salud tanto física como mental debemos tener en cuenta diferentes factores, entre los que se encuentran el tipo de colchón según nuestras necesidades, el ambiente y una base adecuada para nuestro colchón.

Disfrutar de las horas de sueño que el cuerpo necesita y levantarse con energía y sensación de haber descansado toda la noche es muy importante. Para acertar a la hora de elegir el mejor colchón para cada uno de nosotros, debemos tener en cuenta la altura, el peso, la firmeza del colchón e incluso a veces, la postura en la que dormimos. Pero, ¿y si duermo en pareja?

Aunque la mayoría de personas determinan haber encontrado la postura ideal para dormir en pareja, no todo el mundo ha tenido la suerte de dormir plácidamente toda la noche sin que el otro le acabe despertando, ya que, los ronquidos, movimientos o incluso un reducido espacio que se comparte puede perjudicar esas horas de sueño.

Para escoger el mejor colchón para dormir en pareja los factores se multiplican pero no es tan complicado saber elegir bien. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es buscar las necesidades de cada uno y encontrar un término medio a la hora de elegir por ejemplo, la firmeza del colchón.

Uno de los componentes principales a tener en cuenta es la independencia de lechos, principalmente para aquellas personas que se mueven durante la noche. Éste término viene a determinar la capacidad que tiene el colchón de evitar el movimiento de un durmiente sobre el otro y una buena independencia de lechos hace ganar más de 50 minutos de sueño profundo.

Los colchones de muelles ensacados son los grandes protagonistas en esta independencia de lechos de la que hablamos. Los muelles están envueltos individualmente en bolsas de tela que evitan la fricción entre ellas y por lo tanto, evaden el ruido. Asimismo, este material tiene una alta capacidad de transpiración que favorece a las personas calurosas a la hora de dormir.

El efecto rebote es otro factor importante a la hora de escoger el colchón y es que este elemento se mide por la reacción que tiene el colchón al presionarlo y comprimirlo. Un colchón con alto efecto rebote es más sensible a los movimientos en su superficie, por lo que la mejor opción es elegir un colchón con un efecto rebote medio o bajo.

Sin embargo, aunque a veces no lo tengamos en cuenta, la altura y el peso también son determinantes a la hora de seleccionar un tipo de colchón u otro. Para favorecer tanto el descanso muscular como la relajación del cuerpo durante la noche, se aconseja dormir en camas de 135 cm de ancho como mínimo y que el largo sea por lo menos 10 cm superior a la altura de los durmientes. Respecto al peso, también influyen los materiales que se utilicen en un colchón u otro y la espuma por ejemplo, no es una de las mejores opciones para pesos superiores a 130 kg.

Además de los colchones, también es importante la elección de las almohadas, y nosotros recomendamos la compra de almohadas individuales para favorecer aún más esas horas de sueño. Los materiales textiles, como sábanas o edredones también deben ser un factor relevante para comprar nuestra zona de descanso ya que recomendamos un margen de 30 a 50 centímetros de sobra a cada lado de la cama.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X