fbpx

Yoga en tu cama

Yoga en tu cama

El yoga es una actividad accesible a personas de toda edad y condición física, permite la relajación del cuerpo y la mente. Además, la pérdida de peso, la obtención de un cuerpo fuerte y flexible, y obtener una piel saludable son algunas ventajas conseguidas de manera natural a través de la práctica diaria de yoga.

Sin embargo, a veces es un poco complicado encontrar el espacio ideal para consolidar las posturas de yoga o, también llamadas, asanas. ¡No te preocupes porque te traemos 6 posturas sencillas que puedes hacer desde tu propia cama!

Meditación profunda

Meditación profunda.

Tan sencilla como cruzar las piernas, cerrar los ojos y respirar abdominalmente. Esta postura te ayudará a liberar el estrés después de un largo día bajando tus pulsaciones cardíacas además de borrar cualquier preocupación de tu mente. Otro dato importante es que la respiración abdominal es una de las técnicas que utiliza el yoga para lograr la pérdida de peso.

Torsión de espalda.

Comenzamos esta figura en la misma posición que la meditación profunda y giramos nuestro torso hacia un lado lo máximo posible. Notarás un estiramiento en la espalda ya que esta figura es muy beneficiosa para los problemas de columna

.

Balasana

El Balasana.

Para realizar esta figura ponte de rodillas y haz una bolita con tu cuerpo agarrándote los pies con las manos. Es una postura muy relajante así que respira profundamente e ¡intenta no dormirte! El Balasana o postura de niño nos ayuda a ser más conscientes de nuestro cuerpo y sentirnos cómodos en él.

Inclinación hacia delante.

Ahora estira tus piernas mientras estás sentado e inclínate hacia delante tratando de tocar tus pies con las manos. Con esta postura se logra liberar tensión acumulada en la espalda y en las piernas y así evitar contracturas en el cuello, la espalda y las articulaciones.

Piernas en la pared.

Empieza por sentarte en tu cama mirando hacia la pared, luego túmbate y extiende las piernas hacia arriba apoyándolas en la pared. Deja descansar tus brazos en la cama con las palmas hacia arriba, y respira de forma abdominal. Esta figura elimina el estrés acumulado en las piernas y favorece el flujo de la sangre de vuelta al corazón por lo que se siente un leve cosquilleo tras un rato manteniendo la postura.

La cobra

La cobra

Esta es una de los asanas más completos. Túmbate boca abajo en tu cama y eleva el torso mientras te apoyas en las palmas de tus manos. De este modo estirarás la espalda y el abdomen, además, tus brazos y glúteos soportan el peso por lo que se fortalecen.

Desde la comodidad de tu colchón puedes mejorar tu capacidad física, tu salud mental y liberar estrés de una manera sencilla y saludable. No te lo pienses más y celebra el día internacional del yoga este 21 de junio practicando estos sencillos asanas.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X