fbpx

Dormir en verano es más fácil con estos consejos.

Dormir en verano es más fácil con estos consejos.

¡Ya estamos en verano! Estación para salir a la calle, disfrutar del buen tiempo con la familia y los amigos y realizar actividades al aire libre. Sin embargo, este aumento de temperaturas puede afectar terriblemente a nuestro descanso por las noches. Por esa razón le traemos unos consejos bastante útiles para dormir bien en el verano.

  • Disminuir el consumo de cafeína, alcohol y bebidas energéticas, ya que a ingesta de estos líquidos provoca la alteración del ritmo cardiaco, interrumpiendo el sueño e impidiendo alcanzar la fase más profunda del sueño.
  • Se debe mantener ventilada la habitación para que no se concentre calor, coloca ventiladores orientados hacia el exterior de tu ventana para que envíen el aire caliente hacia fuera o ajusta el ventilador de techo para que las aspas giren en sentido contrario a las agujas del reloj., empujando el aire hacia afuera.
  • Deja las luces apagadas ya que las bombillas de luz generan calor. Afortunadamente, en verano hay muchas horas de luz natural, aprovéchalas lo máximo posible y mantén los cuartos frescos utilizando una iluminación mínima. Además, durante las horas de mayor temperatura es bueno cerrar las cortinas y persianas para evitar el calor que desprende el vidrio.
  • Durante el día hay que aumentar el consumo de agua, por lo menos tres litros al día, para mantenernos hidratados hasta la noche.
  • Evita realizar deporte antes de dormir pues libera adrenalina y noradrenalina lo que hace que el cuerpo se sienta activo y aumenta la temperatura corporal. Optar por alguna técnica de relajación permite conciliar el sueño más fácilmente.
  • Para la cena es recomendable preparar comidas ligeras a base de verduras, sin grasas saturadas porque necesitan mucha agua para su digestión y nos deshidratan.
  • Antes de dormir hay que tomar una ducha tibia de cinco minutos, el agua a esa temperatura ayuda a tener una sensación de fresca más duradera. También se puede optar por humedecer el pijama antes de meterse en la cama
  • Congelar la almohada y la ropa de cama reduciendo la temperatura de la cama y sentirnos más frescos. Tratar de dormir de lado es bueno porque nos pegamos menos a las sábanas, prolongando la sensación de frescor.
  • Opta por el pijama de algodón ya que permite la absorción de la transpiración. Dormir desnudo no es lo más recomendable puesto que no se evapora la humedad que existe entre el cuerpo y la cama.

Estos han sido algunos consejos muy útiles para mejorar la calidad de nuestras horas de sueño en verano, pero el consejo más importante que te podemos dar es: acepta el calor. Cuánto más nos frustramos por la dificultad de dormir, más calor sufrimos y menos dormimos. Tan solo hay que permanecer inmóvil y aceptar la sensación de calor en el cuerpo como algo natural y no como algo negativo, este cambio de mentalidad puede relajarte y facilitar que te duermas antes.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X