fbpx

Protege el planeta mientras duermes.

Protege el planeta mientras duermes.

Los humanos dedicamos alrededor de un tercio de nuestra vida tumbados en un colchón. Por ello es necesario que nuestra cama nos proporcione el descanso que tanto nos merecemos, además este soporte de descanso tiene un gran impacto en el equilibrio del planeta. Ya sea por el uso de materiales plásticos de lenta degradación, como la espuma de poliuretano que no se degrada a la intemperie, o de metales que contaminantes como los que forman los muelles de los colchones; o por los tratamientos de teñido, blanqueado y acabado de la ropa de cama.

Ahora que ya sabe esto, ¿qué le parecería cuidar su salud al mismo tiempo que cuida del medio ambiente? Los colchones ecológicos están elaborados con materiales, productos y complementos de origen natural, es decir, que son fabricados sin emplear elementos tóxicos, conservantes ni productos químicos, reduciendo el impacto de las industrias sobre el planeta. Estos son algunos ejemplos que son cada vez más usados, ya que ofrecen la comodidad y el descanso que no proporcionan algunos colchones tradicionales:

Lana: son quizá los más cómodos a la hora de dormir. Este material le otorga al colchón una excelente regulación térmica, manteniendo el calor en invierno y siendo más fresco en verano; además es un gran antibacteriano de origen natural previniendo las reacciones alérgicas provocadas por ácaros. Otra ventaja de son resistentes al fuego y eliminan la humedad.

Seda: controla bien los ambientes húmedos, evitando malos olores. En invierno es ideal porque retiene el calor y ayudar a calentar el cuerpo. Es 100% antibacteriano, los virus y bacterias no pueden sobrevivir en él y reduce los malos olores que se producen cuando las bacterias se descomponen en el colchón.

Lino: es un material muy resistente y brinda frescura, lo que lo hace ideal para ambientes cálidos. El lino permite absorción de líquidos garantizando un colchón resistente a derrames y accidentes, ideal para los niños de la casa.

Fibra de coco: también absorbe la humedad, recomendado para todas aquellas personas que sufren de resequedad, sensibilidad o cualquier tipo de alergia en la piel; así como para colchones de bebés.

Látex Natural: alta resistencia y transpirable, lo cual hace que sea un producto duradero que evita la incomodidad de los ambientes húmedos. También evita los problemas alérgicos ocasionados por ácaros y hongos.

Ayudar al planeta es posible desde la comodidad de nuestra cama, así que al comprar un nuevo colchón recuerde revisar el etiquetado del objeto, en él siempre se estipula la composición y las fibras con las que está hecho, valore el compromiso ambiental de las empresas productoras y prefiera colchones, ropa de cama y almohadas cuya composición es de materiales naturales.  

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X